Ir al contenido principal

Entradas

Lacan. Discurso en Tokio.

Entre ustedes ninguno es psicoanalista. Es un fastidio. Eso podría ayudar algo. Sin embargo, como ese psicoanalista estaría formado según los principios que deben, — no sé nada de eso, de los que supongo que deben dominar aquí — algo que debe emanar de una manera más o menos directa de la Escuela americana, eso sería también una dificultad. Lo que vuelve tan penoso, para los que han tomado contacto con mi enseñanza, cierto estilo de enunciación, de objetivo dado a su práctica, es que esas cosas que pueden parecerles a ustedes altamente abstractas — éste es el peor término, eso no es abstracto, son siempre cosas muy concretas, — esas cosas que, si ustedes no son analistas pueden imaginar muy difícilmente, a saber lo que es la experiencia de lo que llamaremos la experiencia del diván. A saber, lo que sucede cuando alguien está ahí, en el consultorio del analista, sobre el diván y una vez que haya entrado en esa suerte de artificio, pues muy evidentemente es un artificio, el psicoanálisi…
Entradas recientes

Presagios y Sueños / Pizarnik

¿Por qué necesito llamar a quien no quiere venir y por qué me entristece recibir a quien llega con deseos de verme? ¿Por qué el amor de alguien a mí infunde en mí odio por ese alguien y por qué la indiferencia de cualquiera me fascina?
Aun si todo va más o menos serenamente necesito, cada dos o tres meses, una noche de hundimiento.
Necesidad de encarnar presagios y sueños. El mundo externo se opone. Esto es obvio y no obstante no puedo admitirlo; lo quiero --en nombre de mi, digamos, instinto de conservación--, lo quiero, digo, pero no puedo. Queda por averiguar si lo quiero verdaderamente.
Luego, por más que crea haber progresado y madurado, mi sentimiento del amor y del deseo es difuso y confuso como a los cinco, a los diez y a los quince años. Una noche sexual es un corte tajante. No puedo, no sé, no podré nunca unir esa noche a las obligaciones, relojes, horarios, etc. Siempre, después de una noche sexual, hago planes de orden: ordenación de escritos, de lecturas, etc. Como quien est…

A Nadie

.
.
Que cosa es el amor,
medio pariente del dolor,
que a ti y a mí no nos tocó,
que no ha sabido, ni ha querido, ni ha podido
por eso no estás conmigo...

Porque no nos conocemos y tampoco nos queremos,
porque nunca te he mirado ni despiertas a mi lado,
porque no sé si te gustan como a mí las milanesas,
porque no sé dónde vives, ni con qué las aderezas,
porque puede que te falte entusiasmo antagonista,
porque puede que te sobre moralina y seas panista.


Que cosa es el amor,
medio pariente del dolor,
que a ti y a mí no nos tocó,
que no ha sabido, ni ha querido, ni ha podido
por eso no estás conmigo...


Porque no nos conocimos y en el tiempo que perdimos
cada quien vivió su parte, pero cada quien aparte,
porque no puede apagarse lo que nuca se ha encendido,
porque no puede ser sano lo que nunca se ha podrido...

Porque nunca entenderías mis cansancios, mis manías,
porque a ti te dió lo mismo que cayera en el abismo,
este amor que despreciaste porque nunca me buscaste,
donde yo no hubiera estado, ni me hubiera enamo…

Lacan. Sección Clínica 1977.

¿Qué es la clínica psicoanalítica? No es complicado. Tiene una base – Es lo que se dice en un psicoanálisis. En principio, se propone decir no importa qué, pero no en cualquier lugar –desde lo que llamaré para esta noche el divan analítico. El van tiene su valor –cuando se di-vanea, hay cosas que se vuelan. Se puede también vangloriarse, vanagloriarse de la así llamada, libertad de asociación.
¿Qué quiere decir eso, la libertad de asociación? –cuando por el contrario se especula sobre esto, que la asociación no es para nada libre. Cierto, tiene un pequeño juego, pero se cometería un error al querer extenderla hasta el hecho de que sea libre. ¿Qué quiere decir el inconsciente, sino que las asociaciones son necesarias? Lo dicho no se socia al azar. Contamos con eso, con que el di se socia – cada vez que no se disocia, lo que después de todo es concebible, pero ciertamente no es por estar disociado que está libre. Nada más necesario que el estado de disociación cuando se lo imagina regi…

Ay Sandunga.... La mujer tehuana.

Ay Sandunga
Intérprete:
Lila Downs
[ Tlaxiaco, Oaxaca, 1968 ]

La traducción de la palabra Sandunga, de su lengua madre zapoteca, significa mujer alegre, salerosa y bailadora. La etimología zapoteca nos indica que su significado es “Saa” (música) y “ndú” (profundo). Sandunga es una música o canto profundo.  La versión original corresponde aMáximo Ramón Ortiz y reza así:

Ante noche fui a tu casa,  Tres golpes le di al candado  Tú no sirves para amores,  Tienes el sueño pesado.  ¡Ay! Sandunga, Sandunga  Mamá por Dios.
Sandunga, no seas ingrata. 
Mamá de mi corazón. 
Me ofreciste acompañarme 
Desde la iglesia a mi choza,
Pero como no llegaste Tuve que venirme solo.
A orillas del Papaloapan
Me estaba bañando ayer,
Pasaste por las orillas
Y no me quisiste ver.
Estaban dos tortolitas.

Seguidores